Honduras se ha convertido en uno de los países más pobres, desiguales y endeudados del mundo. Todos los intentos de cambiar este sistema han tropezado con una firme y con frecuencia unificada oposición por parte de todo tipo de élites, por lo que es de extrañar entonces que el país les ofrezca a los criminales, grandes y pequeños, uno de los entornos más propicios para desempeñarse.

El mal manejo de los desechos sólidos en el país por parte de las autoridades competentes, se ha convertido en uno de los manjares del crimen organizado para drenar el erario del pueblo Hondureño, acompañado del visto bueno de prominentes políticos.

Por citar un ejemplo, una de las figuras vinculadas en este negocio, es el actual alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura quien además ostenta a presidir la nación. Las empresas de Asfura han sido proveedoras del Estado de Honduras por más de 15 años. Actualmente dos de sus empresas recolectan los desechos sólidos en la capital.

Asfura estaría relacionado a las dos empresas encargadas de recoger los residuos sólidos en Tegucigalpa, capital de Honduras. Esas empresas son Ama Honduras, (Amahsa) y Compañía Constructora y Servicios Múltiples S.A. (Cosemsa). Ese fue el resultado que arrojó una revisión detallada de 72 escrituras públicas de las nueve empresas relacionadas con el alcalde capitalino.

Fuentes revelan que la prosperidad de las empresas de “Papi a la Orden” ha sido por los contratos millonarios adjudicados en la municipalidad de Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos principales ciudades hondureñas. Asfura ha logrado permanecer en los negocios a través del señor Johnny Roberto Kafati Segebre, con quien ha mantenido una estrecha relación comercial por más de 15 años.

Kafati Segebre es cónsul honorario de la República Checa en Tegucigalpa y fungió como ministro y asesor de Vivienda en el gobierno del expresidente Ricardo Maduro durante 2002-2006.

Asfura o “Papi a la orden”, quien es investigado actualmente por la el Ministerio Público por los delitos de presunto lavado de dinero, malversación de fondos y otros delitos, es solo un ejemplo de cómo la problemáticas tan grandes como la basura, son el medio ideal para drenar las arcas del Estado para beneficios personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *